.o0 Construcción de formas mentales positivas y desarrollo del cuerpo mental 0o.


Extraido de la obra ” El hombre y sus cuerpos” de Annie Besant

 Si no ejercitamos nuestras aptitudes mentales; si en lo que concierne a nuestros pensamientos somos receptores y no crea­dores; si aceptamos constantemente de afuera en lugar de formar adentro; si a medida que avanzamos en la vida amontonamos en nuestra mente los pensa­mientos de otros; si esto es todo lo que sabemos del pensamiento y del pensar, entonces, vida tras vida, nuestro cuerpo mental no puede crecer; vida tras vida volvemos casi lo mismo que nos marchamos; vida tras vida permanecemos un individuo sin desarrollo. Pues sólo por el ejercicio de la mente, por el uso de sus facultades creadoras, ejercitándolas, trabajando con ellas, esforzándolas constantemente, puede de­sarrollarse el cuerpo mental, y proseguir su curso la verdadera evolución humana.

Desde el momento en que comprendáis esto, trata­réis probablemente de cambiar la actitud general de vuestra conciencia en la vida diaria; principiaréis a vigilar su modo de obrar, y tan pronto como se haga esto, se empieza a notar que, como he dicho antes, una gran parte de vuestros pensamientos no son, en modo alguno, pensamientos vuestros, sino la mera recepción de los de otra gente; pensamientos que vienen no sabéis cómo, pensamientos que vienen no sabéis de dónde, y que se marchan del mismo modo; y princi­piaréis a sentir quizá con pesar y desconsuelo, que en lugar de tener la mente muy desarrollada, sólo es poco más que un sitio por donde los pensamientos pasan. Tratad de ver qué parte del contenido de vuestra conciencia es propiamente vuestra, y qué parte con­siste sólo en la contribución externa. Parad repentina­mente vuestro pensamiento alguna que otra vez du­rante el día, y examinad lo que estáis pensando, y en semejante parada repentina, encontraréis probable­mente que no estáis pensando en nada, lo cual es una ocurrencia muy común, o bien notaréis que estáis pensando de un modo tan vago, que sólo tenéis una ligera impresión en lo que entonces os aventuráis a llamar vuestra mente. Cuando hayáis verificado esto muchas veces, y este ejercicio os haya hecho más conscientes de lo que erais antes, entonces principiad a observar los pensamientos que encontréis en vues­tra mente, y ved qué diferencia hay entre el estado en que vinieron a ella y el estado en que se han marchado; tratad de daros cuenta de lo que habéis añadido mientras han estado con vosotros. De este modo vuestra mente se hará verdaderamente activa, y ejerci­tará con ello sus poderes creadores, y si sois pruden­tes, seguiréis el siguiente procedimiento. Primera­mente escogéis los pensamientos a que debéis permi­tir alguna permanencia en vuestra mente; cuando se reconozca en la mente un pensamiento bueno, se debe persistir en él, alimentarlo, fortalecerlo, tratar de añadirle algo más de lo que tenía, y lanzarlo luego al mundo astral como un agente benéfico; por el contra­rio, cuando se encuentre un pensamiento malo, debe rechazársele con la mayor prontitud posible. Muy pronto se notará que a medida que se acogen los pensamientos buenos y útiles y se rechazan los malos, se obtiene el resultado de que los pensamientos buenos acudirán más y más numerosos a la mente desde afuera, al paso que los malos se harán más y más raros. El efecto de sostener en la mente toda clase de pensamientos buenos y útiles es convertiros en un imán para todos los pensamientos semejantes que estén a vuestro alrededor, negándonos a dar cabida alguna a los pensamientos malos, los que se os apro­ximen serán rechazados por una acción automática de la mente misma. El cuerpo mental asumirá la cualidad característica de atraer todos los pensamientos bue­nos de la atmósfera circundante y de rechazar todos los malos, trabajando con los buenos y haciéndolos más activos, reuniendo así constantemente una masa de material para la mente, que constituirá su contenido y que se enriquecerá más cada día. Cuando llegue el tiempo en que el hombre abandone los cuerpos físico y astral y pase al mundo mental, llevará consigo todo este material reunido; llevará consigo el contenido de la conciencia a la región a que propiamente pertenece, y empleará su vida devachánica en transformar en facultades y poderes todo el material que ha almace­nado.

Al final del período devachánico, el cuerpo mental traspasará al cuerpo causal permanente las cualida­des características formadas de este modo, las cuales pueden ser así transmitidas a la encarnación próxima. Cuando el hombre vuelve, estas facultades se revesti­rán de la materia de los planos rupa del mundo mental formando un cuerpo mental más altamente organiza­do y desarrollado para la inmediata vida terrestre, y se mostrarán por medio del cuerpo astral y del físico como las “facultades innatas” con que el niño viene al mundo. Durante la vida presente, estamos reuniendo los materiales del modo que lo he bosquejado; durante la vida devachánica trabajamos estos materiales, transformándolos de esfuerzos separados del pensa­miento en facultades del mismo, en poderes y activi­dades mentales. Tal es la inmensa transformación que se verifica en la vida devachánica, y puesto que está limitada por el uso que hacemos de la vida física, haremos bien en no escatimar ahora los esfuerzos. El cuerpo mental de la próxima encarnación depende del trabajo que estamos llevando a efecto en el cuerpo mental dela presente; he aquí la inmensa importancia para la evolución del hombre, del uso que haga de su cuerpo mental; éste limita su actividad en el Devachán, y al limitarla, limita las cualidades mentales con que deberá volver a la vida terrestre. No podemos aislar una vida de otra, ni crear milagrosamente algo de la nada. El karma aporta la cosecha con arreglo a lo que sembramos; el grano será escaso o abundante con arreglo a la semilla y al trabajo del labrador.

Acerca de tashivasudeva

.o0 En la red y fuera de ella nos podemos agrupar personas interesadas en implementar una (r) Evolución Interior ( Psicológica – Ética y Transpersonal_Transmental_Translingüística) unida a una (r)Evolución exterior (Política-Social-Económica-Artística y Educativa). Podemos trabajar en asamblea y en red desarrollando la conciencia grupal-etnocéntrica y actuar localmente teniendo en cuenta que la realidad se puede interpretar como holónica, fractal e interdependiente… así, lo que sucede localmente repercute globalmente. Podemos tener en cuenta que si somos librepensadoras y librepensadores vamos a tener puntos de discrepancia en nuestros posicionamientos… esto no debe asustarnos sino que es una oportunidad estimulante para desarrollar la empatía con el fin de permitirnos ensanchar y ampliar nuestro punto de vista sobre QUE hacer en la (r)Evolución Integral como primer punto… COMO hacerlo como segundo punto y pasar a la ACCIÓN como tercer punto. Cuando hay discrepancias es debido a que un@ defiende una TESIS y otr@ una ANTITESIS pero si somos lo suficientemente perspicaces y empátic@s, entre la TESIS (blanco) y la ANTITESIS (negro) podemos lograr una SÍNTESIS (gris) que integre las dos perspectivas aparentemente contrapuestas. También vamos a encontrar mucha Sinergia gracias a los puntos de Consenso-Unidad entre nosotr@s... Esto nos facilita muchísimo el trabajo en grupo. Cuando se da consenso sobre QUE hacer y COMO hacerlo… la implementación de la propuesta tiene la fuerza-energía y el apoyo de todo el grupo, esto permite derribar fácilmente los obstáculos que puedan aparecer en el intento de llevar a la praxis una idea consensuada. Asi pues podemos trabajar con los pies en la tierra encontrando nuestro ritmo y grado de compromiso con el Ideal implementable … balanceando y gesionando nuestra Libertad y nuestra Unidad en relación con nuestro grupo de afinidad en esta (r) Evolución inevitable. Tenemos una capacidad muy amplia de incidir en el medio… esto es poder y responsabilidad… No votamos cada cuatro años… cada pensamiento, palabra y acción que realizamos a cada segundo está construyendo nuestra realidad matizando los Campos Morfogenéticos de energía Evolutiva o Involutiva… cada vez que movemos el dinero votamos alimentando a la Involución o a la (r) Evolución por esto uno defiende la Banca Ética. Tod@s Junt@s podemos co-crear una transformación que se exteriorice en nuestros aspectos personales (egocéntricos), grupales (etnocéntricos) y universales (mundicentricos) 0o.
Esta entrada fue publicada en Espiritual. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s