.o0 Los tres tipos de Karma 0o.


Cada acción, ya sea física, mental o emocional, sea que suceda en el shtulam –plano material o en el sukshma –planos astrales- genera una emisión de energía; dicho en otras palabras, produce una semilla.

   Quedando albergado en el alma en forma de semilla, el karma puede o no fructificar inmediatamente después de que es generado, es decir el efecto positivo o negativo de la acción, puede manifestarse al instante o con el paso del tiempo. Las innumerables semillas que nosotros producimos por nuestras buenas o malas acciones, –amor, expresiones dulces, humildad, bondad, magnanimidad, deseo, aversión, egocentrismo, palabras ofensivas, odio, etc.- sin duda alguna producirán, tarde o temprano, un resultado positivo o negativo de acuerdo a la naturaleza de la acción, si no en esta vida, en alguna futura. Lo que un hombre siembra, ineludiblemente eso cosechará; esta es una ley inviolable, nadie escapa a ella.

   En algunos casos la gente desarrolla algún tipo de enfermedad al llegar a cierta edad, tales como cáncer o leucemia; en otros casos algunas personas nacen bajo condiciones de extrema pobreza o con terribles afecciones, tales como sida, ceguera, sordera, retraso mental, síndrome de Down, carencia de extremidades –brazos o piernas-, etc. Todas estas situaciones negativas no son más que el efecto de los errores cometidos en el pasado.

   Como mencioné anteriormente, algunos karmas generan una reacción inmediata, mientras que otros necesitan un tiempo mayor para generar una reacción. El preciso y perfecto momento para que el efecto o la reacción se dé, está determinado por el Creador, y este proceso tiene el propósito de purificarte espiritualmente y hacerte reflexionar para que vuelvas tus ojos hacia Dios y así evoluciones más dinámicamente.

   El karma es de tres tipos: sanchita, prarabdha y kriyamana.

   Sanchita karma. ‘Acciones acumuladas.’ La suma de todos los karmas pasados, ya sean de esta vida o de existencias anteriores, la cual dará fruto en el futuro.

   Prarabdha karma. ‘Acciones que empezaron; que se han puesto en movimiento.’ Es aquella porción del sanchita karma que ya está dando fruto. Las acciones del pasado cuyos efectos se están manifestando en el presente. En algunas ocasiones lo llamamos destino.

   Un hombre realiza un sinnúmero de karmas tanto en esta vida como en las previas. Algunos de esos karmas pueden haber sido elegidos por Dios para dar fruto en esta vida, teniendo el individuo que enfrentar ahora sus efectos positivos o negativos. Por ejemplo, un hombre cometió un asesinato en una vida pasada –sanchita karma-y en esta existencia él nació parapléjico como resultado de esa incorrecta acción –prarabdha karma-.

   El efecto de una acción puede ser inmediato, a mediano o largo plazo. Un hombre viola a una mujer robándole una gran cantidad de dinero –sanchita karma-; el hombre es arrestado inmediatamente y va a prisión por un período de viente años –prarabdha karma-. Pero supongamos que el delincuente logra escapar de la justicia y vive una vida de gran opulencia hasta el final de sus días; sin embargo en alguna de sus siguientes encarnaciones nace con una deformación física, con alguna enfermedad mayor o siendo adulto es robado y violado en forma similar a como lo perpetró en el pasado. En fin, la forma y el tiempo para que se depure el alma de esa persona como consecuencia de aquella acción incorrecta, compete solamente al Creador y recuerda que su decisión siempre es perfecta, aunque muchas veces nosotros no lo entendamos.

   Kriyamana karma. ‘Que se está haciendo.’ Las acciones que estamos realizando en el presente y que son agregadas al sanchita karma en esta vida. El kriyamana karma también es llamado agami ‘viniendo, llegando,’ o vartamana ‘viviendo, puesto en movimiento.’ Mientras que algunos kriyamana karmas dan fruto en la vida actual, otros son guardados para nacimientos futuros, por lo que encontramos el kriyamana karma éstos pueden dividirse en dos categorías: el arabdha ‘empezado, emprendido,’ que está ‘retoñando’ y anarabdha ‘no comenzado, durmiente, latente.’

   Por ejemplo, dos personas cometieron un robo a mano armada, una de ellas fue atrapada –arabdha karma- y la otra escapó –anarabdha karma-. El ladrón que fue atrapado y encarcelado en el acto, experimentó en seguida el efecto de la causa, mientras que el otro delincuente que escapó, tendrá que sufrir en esta vida o en una futura el efecto de esa incorrecta acción.

extraido del siguiente espacio-> http://www.santhigiri.com/espanol/karma/types.htm

Acerca de tashivasudeva

.o0 En la red y fuera de ella nos podemos agrupar personas interesadas en implementar una (r) Evolución Interior ( Psicológica – Ética y Transpersonal_Transmental_Translingüística) unida a una (r)Evolución exterior (Política-Social-Económica-Artística y Educativa). Podemos trabajar en asamblea y en red desarrollando la conciencia grupal-etnocéntrica y actuar localmente teniendo en cuenta que la realidad se puede interpretar como holónica, fractal e interdependiente… así, lo que sucede localmente repercute globalmente. Podemos tener en cuenta que si somos librepensadoras y librepensadores vamos a tener puntos de discrepancia en nuestros posicionamientos… esto no debe asustarnos sino que es una oportunidad estimulante para desarrollar la empatía con el fin de permitirnos ensanchar y ampliar nuestro punto de vista sobre QUE hacer en la (r)Evolución Integral como primer punto… COMO hacerlo como segundo punto y pasar a la ACCIÓN como tercer punto. Cuando hay discrepancias es debido a que un@ defiende una TESIS y otr@ una ANTITESIS pero si somos lo suficientemente perspicaces y empátic@s, entre la TESIS (blanco) y la ANTITESIS (negro) podemos lograr una SÍNTESIS (gris) que integre las dos perspectivas aparentemente contrapuestas. También vamos a encontrar mucha Sinergia gracias a los puntos de Consenso-Unidad entre nosotr@s... Esto nos facilita muchísimo el trabajo en grupo. Cuando se da consenso sobre QUE hacer y COMO hacerlo… la implementación de la propuesta tiene la fuerza-energía y el apoyo de todo el grupo, esto permite derribar fácilmente los obstáculos que puedan aparecer en el intento de llevar a la praxis una idea consensuada. Asi pues podemos trabajar con los pies en la tierra encontrando nuestro ritmo y grado de compromiso con el Ideal implementable … balanceando y gesionando nuestra Libertad y nuestra Unidad en relación con nuestro grupo de afinidad en esta (r) Evolución inevitable. Tenemos una capacidad muy amplia de incidir en el medio… esto es poder y responsabilidad… No votamos cada cuatro años… cada pensamiento, palabra y acción que realizamos a cada segundo está construyendo nuestra realidad matizando los Campos Morfogenéticos de energía Evolutiva o Involutiva… cada vez que movemos el dinero votamos alimentando a la Involución o a la (r) Evolución por esto uno defiende la Banca Ética. Tod@s Junt@s podemos co-crear una transformación que se exteriorice en nuestros aspectos personales (egocéntricos), grupales (etnocéntricos) y universales (mundicentricos) 0o.
Esta entrada fue publicada en Espiritual. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s