.o0 Ondas Mentales cap VII de “El cuerpo mental” recopilado por Arthur Powell 0o.


ONDAS MENTALES

 

 

mente holotropicaEl hombre, al usar su cuerpo mental, es decir, al pensar, imprime una vibración en el cuerpo mental, y esta vibración produce dos resultados distintos. El primero es la irradiación de vibraciones u ondas; de éstas nos ocuparemos en este capítulo, dejando el segundo resultado, o sea, la producción de formas mentales, para otro capítulo.

La vibración en el cuerpo mental, como todas las vibraciones, tiende a propagarse por la materia que la rodea, capaz de recibirla; de manera similar a cómo la vibración de una campana se propaga por el aire ambiente. Como la atmósfera está llena de materia mental, que responde prontamente a tales impulsos, se produce en ella una especie de ondulación, algo así como una campana vibratoria, formada en la materia del plano, la cual se propaga por el espacio circundante, exactamente como la caída de una piedra en un estanque produce ondulaciones, que irradian, desde el centro del impacto, sobre la superficie del agua y en todas direcciones.

En el caso del impulso mental, la propagación no es sólo en un plano, sino en muchas dimensiones; se parece más a la irradiación de la luz del Sol o de una lámpara. Los rayos proyectados cruzan en todas direcciones sin entorpecerse entre sí en lo más mínimo, lo mismo que los rayos de luz en el plano físico. Además, la esfera de vibraciones, expandiéndose en todas direcciones, es multicolor y opalescente, aunque los colores se debilitan, a medida que se difunde.

Como ya se ha dicho, la vibración mental tiende también a reproducirse en cuanto tenga oportunidad. En consecuencia, al chocar una onda mental con otro cuerpo mental, tenderá a imprimir en éste vibraciones similares a las que le dieron nacimiento en el primer caso. Es decir, que el cuerpo mental del hombre al ser tocado por una onda mental, tiende a producir en la mente del mismo un pensamiento similar al que surgió

primeramente en la mente del originador de la onda.

La onda mental deviene menos potente en proporción a la distancia de su fuente, aunque la variación es, probablemente, proporcional al cubo de la distancia, en vez del cuadrado, a causa de la dimensión adicional implicada.

No obstante, las vibraciones mentales pierden fuerza mucho más gradualmente que las de la materia física y parecen agotarse o, a la menos, a debilitarse al punto de ser imperceptibles, únicamente a enorme distancia de su fuente.

La distancia a que penetra una onda de pensamiento, y la fuerza y persistencia con que choca en los cuerpos mentales de otros, depende de la fuerza y de la claridad del pensamiento original. Así, un pensamiento fuerte irá más lejos que uno débil e impreciso; pero la claridad y la precisión son de mayor importancia que la fuerza.

Otros factores, que afectan la distancia a que una onda mental puede alcanzar, son el carácter del pensamiento y la oposición que encuentre.

Las ondas en las clases inferiores de materia astral son, usualmente, desviadas o sofocadas, muy pronto, por una multitud de otras vibraciones del mismo grado; de manera parecida a como en el estruendo de una ciudad, los sonidos suaves se apagan completamente.

Por esta razón, el pensamiento ordinario del hombre medio, centrado en sí mismo, que se inicia en los niveles mentales más bajos, e instantáneamente desciende a los niveles bajos correspondientes del astral, es relativamente ineficaz. Su poder, en ambos mundos, es limitado; porque, por violento que sea, se encuentra en un mar tan inmenso de pensamientos similares, que sus ondas se pierden pronto absorbidas en tal confusión.

Un pensamiento generado en niveles elevados, en cambio, encuentra un campo más despejado para su acción: porque, en la actualidad, el número de pensamientos productores de tales ondas es muy pequeño. En efecto, el pensamiento teosófico es casi una clase en sí mismo, desde este punto de vista.

Hay, naturalmente, otras personas de carácter religioso cuyos pensamientos son igualmente elevados; pero no son tan precisos y definidos.

Ni siquiera el pensamiento científico está apenas en la misma categoría del pensamiento teosófico; de manera que este último tiene campo libre en el mundo mental.

El pensamiento teosófico es como un sonido en un vasto silencio: pone en movimiento una clase de materia mental raramente utilizada todavía; llega al cuerpo mental del hombre medio en un punto todavía dormido. De manera que tiende a despertar una porción enteramente nueva del mecanismo de pensar.

Tales ondas, naturalmente, no producen de necesidad, pensamiento teosófico, en aquéllos que lo desconocen; pero al despertar la porción más elevada del cuerpo mental, tienden a llevar y liberalizar el pensamiento del hombre, como un todo, en la dirección que siga habitualmente.

Existe, naturalmente, una infinita variedad de pensamientos; si el pensamiento es perfectamente simple, habrá en el cuerpo mental un sólo grado de vibración; en consecuencia, afectará fuertemente a un solo tipo de materia mental. El cuerpo mental, según hemos visto, contiene materia de los cuatro subplanos inferiores de dicho plano; en cada uno de esos subplanos hay muchas subdivisiones de diversa densidad.

Si un hombre está profundamente ensimismado en una línea de pensamiento, puede pasar por él una fuerte onda de pensamiento, sin que lo afecte en lo más mínimo; de la misma manera que un hombre ya ocupado en sus deberes o placeres no oirá la voz de otro que esté hablando.

Pero como gran número de personas carecen de pensamientos fuertes y precisos, salvo en la persecución de algún asunto que demande toda su atención, en condiciones ordinarias son afectadas considerablemente por los pensamientos que chocan con sus mentes. De ahí proviene la gran responsabilidad de quienes piensan verdaderamente, porque sus pensamientos, sobre todo si son fuertes y precisos, afectarán inevitablemente a gran número de personas.

No hay para qué decir que, quien entretenga pensamientos malos o impuros desparrama con ellos contagio moral entre sus semejantes. Teniendo en cuenta que gran número de personas lleva en sí el germen latente del mal, el cual quizá nunca daría fruto, si una fuerza externa no lo despertara y agitara, la onda de pensamiento difundida por una

idea impura o malvada puede ser el factor que ponga en actividad el germen y lo desarrolle. Tal pensamiento puede empujar a algún alma hacia abajo. Este hombre a su vez puede, de manera similar, afectar a muchos otros; así el mal se difunde y ramifica en incontables direcciones. Se causa constantemente mucho daño de esta manera; aunque ello se haga inconscientemente, el causante es kármicamente responsable por lo que he hecho.

Como es natural, es igualmente verdad que un pensamiento bueno puede afectar a otros en bien de la misma manera. Así, uno que sepa esto puede convertirse en un verdadero Sol, irradiando constantemente hacia sus amigos y vecinos pensamientos de amor, de calma, de paz, etc. Pocos se dan cuenta de la enorme fuerza que pueden ejercitar, si quieren, gracias al poder del pensamiento.

Con frecuencia ocurre que uno no puede ayudar a otro material o físicamente; en efecto, la presencia física del ayudador puede llegar a ser desagradable para quien sufre; el pensamiento de éste puede estar cerrado, a causa de prejuicios o por fanatismo religioso, a toda clase de sugestiones.

Pero sus cuerpos astral y mental son mucho más impresionables que el físico, y es siempre posible llegar a aquellos con una onda de pensamiento auxiliador de afecto, de consuelo, etc.

Ocurren muchos casos en que la mejor voluntad del mundo nada puede hacer físicamente; pero no hay caso en que no se puede prestar auxilio en los mundos astral y mental, mediante el pensamiento constante y concentrado de amor.

Se ha de hacer notar que, una onda de pensamiento no transmite una idea definida completa, sino que, más bien, tiende a producir un pensamiento del mismo carácter. Por ejemplo, un pensamiento de devoción emitirá vibraciones que excitarán devoción; pero el objeto de ésta puede ser diferente en cada persona, cuyo cuerpo mental reciba la onda. De manera que la onda mental o vibración transmite el carácter del pensamiento, pero no el tema del mismo. Si un hindú está sentado, envuelto en devoción a Krishna, las ondas mentales que emitirá estimularán la devoción en todos los sujetos a su influencia; pero, en el caso de un mahometano, la devoción será a Alá; en un zoroastriano, a Ahuramazda, y en un cristiano, a Jesús.

Si tal onda mental llega a un materialista, para quien la idea de devoción es completamente desconocida, aún entonces produce un efecto elevador, cuya tendencia será a despertar una parte más elevada del cuerpo mental, aunque no puede crear la clase de ondulación a que el hombre está acostumbrado.

Un punto de gran importancia, que el estudiante ha de tener muy en cuenta, es que, el hombre, que habitualmente tiene pensamientos puros, buenos y fuertes, utiliza para ello la, parte más elevada de su cuerpo mental; parte que no utiliza el hombre corriente por no haberla desarrollado. Tal hombre es, por tanto, un poder para el bien en el mundo, y es de gran beneficio para aquellos de sus vecinos capaces de responder de alguna manera. Las vibraciones que emite tienden a despertar una nueva y más elevada parte de los cuerpos mentales; de manera que abre nuevas esferas del pensamiento.

Podemos llevar la cuestión un poco más allá todavía. El hombre que día tras día piensa precisa y cuidadosamente, no sólo mejora sus propias facultades mentales, y envía benéficas ondas de pensamiento al mundo que lo rodea, sino que además desarrolla y mejora a la misma materia mental; por cuanto la cantidad de conciencia, que puede desarrollar el cerebro, está determinada por el grado a que los átomos de materia pueden responder; es decir, al número de espirillas del átomo vivificadas y activas. Normalmente, en el átomo físico ordinario, en el presente estado de evolución, hay activas cuatro de las siete espirillas. El hombre capaz de formas más elevadas de pensamiento ayuda a desarrollar más espirillas del átomo; como éstos entran y salen continuamente de sus cuerpos pueden ser absorbidos y utilizados por cualquier otra persona capaz de ello.

De manera que, el pensamiento elevado ayuda a expandir la conciencia del mundo, mejorando la materia misma del pensamiento.

Existen muchas variedades de materia mental; se ha observado que cada variedad tiene su propio ritmo de vibración, a la cual está más acostumbrada ya la que responde más prontamente. Naturalmente, un pensamiento complejo afectará simultáneamente a muchas variedades de materia mental.

El principio general subyacente en el efecto del pensamiento sobre un cuerpo mental (y también del sentimiento en el astral), según vimos en el Capítulo III, es que los pensamientos malignos o egoístas son, siempre, vibraciones relativamente lentas de la materia grosera; mientras que los pensamientos bondadosos, altruístas, son ondulaciones mucho más rápidas, que actúan únicamente en materia más fina.

El poder del pensamiento unificado de varias personas es siempre mucho más grande que la suma de los pensamientos separados; representan casi el producto. De ahí que sea muy beneficioso, para una población o comunidad, que se celebren muchas reuniones de personas capaces de generar pensamientos elevados

Acerca de tashivasudeva

.o0 En la red y fuera de ella nos podemos agrupar personas interesadas en implementar una (r) Evolución Interior ( Psicológica – Ética y Transpersonal_Transmental_Translingüística) unida a una (r)Evolución exterior (Política-Social-Económica-Artística y Educativa). Podemos trabajar en asamblea y en red desarrollando la conciencia grupal-etnocéntrica y actuar localmente teniendo en cuenta que la realidad se puede interpretar como holónica, fractal e interdependiente… así, lo que sucede localmente repercute globalmente. Podemos tener en cuenta que si somos librepensadoras y librepensadores vamos a tener puntos de discrepancia en nuestros posicionamientos… esto no debe asustarnos sino que es una oportunidad estimulante para desarrollar la empatía con el fin de permitirnos ensanchar y ampliar nuestro punto de vista sobre QUE hacer en la (r)Evolución Integral como primer punto… COMO hacerlo como segundo punto y pasar a la ACCIÓN como tercer punto. Cuando hay discrepancias es debido a que un@ defiende una TESIS y otr@ una ANTITESIS pero si somos lo suficientemente perspicaces y empátic@s, entre la TESIS (blanco) y la ANTITESIS (negro) podemos lograr una SÍNTESIS (gris) que integre las dos perspectivas aparentemente contrapuestas. También vamos a encontrar mucha Sinergia gracias a los puntos de Consenso-Unidad entre nosotr@s... Esto nos facilita muchísimo el trabajo en grupo. Cuando se da consenso sobre QUE hacer y COMO hacerlo… la implementación de la propuesta tiene la fuerza-energía y el apoyo de todo el grupo, esto permite derribar fácilmente los obstáculos que puedan aparecer en el intento de llevar a la praxis una idea consensuada. Asi pues podemos trabajar con los pies en la tierra encontrando nuestro ritmo y grado de compromiso con el Ideal implementable … balanceando y gesionando nuestra Libertad y nuestra Unidad en relación con nuestro grupo de afinidad en esta (r) Evolución inevitable. Tenemos una capacidad muy amplia de incidir en el medio… esto es poder y responsabilidad… No votamos cada cuatro años… cada pensamiento, palabra y acción que realizamos a cada segundo está construyendo nuestra realidad matizando los Campos Morfogenéticos de energía Evolutiva o Involutiva… cada vez que movemos el dinero votamos alimentando a la Involución o a la (r) Evolución por esto uno defiende la Banca Ética. Tod@s Junt@s podemos co-crear una transformación que se exteriorice en nuestros aspectos personales (egocéntricos), grupales (etnocéntricos) y universales (mundicentricos) 0o.
Esta entrada fue publicada en Espiritual. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s