.o0 Kaivalya Upanishad 0o.


om mandala 2AUM

 

Que los  diferentes miembros de mi cuerpo

—mi voz, mi nariz, mis ojos, mis oídos, mi fortaleza

y también los demás órganos de los sentidos—

sean nutridos y adquieran inteligencia.

 

Todos los Upanishads son manifestaciones del mismo Brahman.

¡Que nunca niegue al Brahman

y que el Brahman nunca reniegue de mí!

 

¡Que el dharma descrito en los Upanishads me pertenezca a mí, devoto de Brahman!

 

AUM

Paz, paz, paz.

 

***

El sabio Asvalayan se acercó al Señor Parameshwar, el creador Brahma, y le dijo:

“¡Oh bendito! Enséñame el brahmavidya, la más excelsa ciencia de la realidad,

el sendero hollado siempre por las gentes de bien,

siempre oculto para el hombre.

Debido a él, los sabios, desembarazándose de todos sus pecados pasados,

alcanzaron el Purusha supremo, el Yo-búdico”.

El gran señor Pitama, Brahma, le dijo:

“Conócelo mediante la fe, la devoción, la meditación y el yoga”.

Ni mediante l trabajo, ni por estirpe, ni mediante riquezas,

sino solamente mediante la renunciación, se alcanza la inmortalidad.

Excediendo el mismísimo cielo, la Verdad última mora, radiante, en la cueva del corazón,

y el sincero buscador la alcanza.

Aquellos que han purificado su mente mediante la práctica del sanyas y del yoga,

aquellos que han comprendido el significado exacto de la ciencia espiritual contenida en el Vedanta de los Upanishads,

esos, por fin, son capaces de alcanzar el bramaloka, el mundo de Brahma.

Y, liberándose de todo, se esfuerzan por alcanzar la inmortalidad.

En un espacio lejos de cualquier molestia, descansando en una cómoda postura,

limpia y pura, con el cuallo, cabeza y cuerpo alineados y en posición erecta; con una actitud mental de sanyas, habiendo controlado los sentidos, saludando al propio maestro, al gurú, con devoción,

meditan en el loto del corazón —el principio de devoción, inmaculado, puro, sin pesar, limpio y transparente.

De esta manera, mediante la meditación, alcanzan la realidad última,

la inimaginable e inmanifestada,

la primera de las infinitas formas, la siempre auspiciosa, la pacífica, la inmortal,

origen del creador, sin principio, evolución ni final; la única, no-dual, que todo lo permea, la consciencia, la dicha, la sin-forma, la maravillosa.

 

Mediatando en el Señor Parameshwar, el señor Supremo, el Todopoderoso, el de los tres ojos, el Siempre-silencioso consorte de la Madre Uma,

el meditador alcanza a Aquél que es el origen de toda manifestación,

el presenciador de todo, el que trasciende toda ignorancia.

Él es Brahma, Shiva, e Indra.

Es indestructible, supremo y auto-luminoso.

Es Vishnu, es Prana. Es el sol, el fuego. Es la luna.

Es todo lo que ha sido y todo lo que será, lo eterno.

Concoiéndole, uno trasciende el aguijón de la muerte —no hay otra manera de alcanzar la libertad suprema.

Al vivirse uno mismo en todos los seres y experienciar a todos los seres en uno mismo,

se alcanza el Brahma más elevado —no hay otro medio.

 

Los sabios hacen de su consciencia el arony inferior, la varilla de agitar,

y del AUM, la varilla de agitar superior.

Y con la ayuda de ambos practican la agitación del conocimiento.

En el fuego del conocimiento, nacido de dicha fricción,

incineran todas sus máculas y alcanzan la liberación.

 

El Yo, engañado por maya, se identifica con el cuerpo y sus ejecuta todos sus actos.

En el estado de vigilia es él, el Yo,

el que encuentra gratificación a través de los diversos objetos de disfrute: mujeres, vino, comida, etc.

En el estado de sueño con sueños, es el mismo ego individualizado el que experimenta placer y dolor en un campo de experiencias creado por su propia maya, la menos aprensiva a la realidad.

Durante el estado de sueño profundo, cuando todo se halla fusionado,

es subygado por tamas —la inercia— y la experimenta como felicidad.

 

Bajo el acicate de las acciones realizadas en previas encarnaciones,

el jiva regresa del sueño profundo al sueño con sueños o al estado de vigilia.

El jiva, el alma encarnada, nace de esta manera en las tres ciudades: los cuerpos burdo, sutil y causal, de donde todas las diversidades han brotado.

Cuando esos tres cuerpos se han disuelto por completo,

solamente entonces este alma se libera de maya y alcanza la dicha eterna.

De ésta nace el prana, los órganos, el espacio, el aire, el fuego, el agua y la tierra que todo lo soportan.

 

Eso que es el brahma supremo, el yo en todo, el anciano sostenedor del universo, más sutil que lo sutil, eterno,

Eso y únicamente Eso eres Tú.

Tú eres únicamente Eso.

Eso que ilumina el mundo de las experiencias

vive en los estados de vigilia, sueño con sueños y sueño profundo.

Aquél que realiza “Brahma y Yo somos uno”, se libera de toda esclavitud.

 

Distinto de todo aquello que constituye

el experimentador —bhokta—, lo experimentado —bhogya— y la propia experiencia —bhoga—,

en los estados de vigilia, sueño con sueños y sueño profundo,

Yo soy el que todo lo presencia, el siempre auspicioso, la pura consciencia.

Soy el Brahma no-dual.

En mí y sólo en mí nace todo.

En mí y sólo en mí, existe todo.

En mí y sólo en mí, se disuelve todo.

 

Soy más pequeño que lo menor;también soy lo más inmenso.

Soy el cosmos maravilloso.

Soy el antiguo, el purusha, la base de todo.

Soy hiranyamaya, el efulgente, el siempre eterno.

 

Soy la incomprensible shakti, la energía.

No tengo manos ni pies.

Puedo ver sin ojos, oír sin oídos, saber sin intelecto alguno.

vacío de toda forma, lo sé todo, pero no hay nadie que me conozca a mí.

Soy la siempre pura consciencia.

 

Yo y sólo yo, soy el tema de los diferentes Vedas.

Soy el revelador de los Upanishads, del Vedanta y los Vedas.

Sólo Yo soy el verdadero conocedor.

para mí no hay ni virtud —punya—, ni pecado —papa.

No sufro destrucción alguna, ni he tenido nacimiento, ni tengo cuerpo, ni sentidos, ni mente.

Yo solo, soy el tema de los distintos Vedas.

Soy el revelador de los Upanishads, del Vedanta y los Vedas.

Sólo Yo soy el verdadero conocedor.

 

Para mí ni hay tierra, ni agua, ni fuego, ni aire, ni éter —akasha.

De esta manera, realizando la naturaleza de Paramatma, el Yo supremo, el que mora en la cavidad del corazón,

el que no tiene forma, el que excede toda comparación, advidya —el testigo de todo—, más allá de toda existencia o no existencia, uno alcanza el Yo supremo.

 

Así termina el Kailvalya Upanishad.

AUM

Paz, paz, paz.

Acerca de tashivasudeva

.o0 En la red y fuera de ella nos podemos agrupar personas interesadas en implementar una (r) Evolución Interior ( Psicológica – Ética y Transpersonal_Transmental_Translingüística) unida a una (r)Evolución exterior (Política-Social-Económica-Artística y Educativa). Podemos trabajar en asamblea y en red desarrollando la conciencia grupal-etnocéntrica y actuar localmente teniendo en cuenta que la realidad se puede interpretar como holónica, fractal e interdependiente… así, lo que sucede localmente repercute globalmente. Podemos tener en cuenta que si somos librepensadoras y librepensadores vamos a tener puntos de discrepancia en nuestros posicionamientos… esto no debe asustarnos sino que es una oportunidad estimulante para desarrollar la empatía con el fin de permitirnos ensanchar y ampliar nuestro punto de vista sobre QUE hacer en la (r)Evolución Integral como primer punto… COMO hacerlo como segundo punto y pasar a la ACCIÓN como tercer punto. Cuando hay discrepancias es debido a que un@ defiende una TESIS y otr@ una ANTITESIS pero si somos lo suficientemente perspicaces y empátic@s, entre la TESIS (blanco) y la ANTITESIS (negro) podemos lograr una SÍNTESIS (gris) que integre las dos perspectivas aparentemente contrapuestas. También vamos a encontrar mucha Sinergia gracias a los puntos de Consenso-Unidad entre nosotr@s... Esto nos facilita muchísimo el trabajo en grupo. Cuando se da consenso sobre QUE hacer y COMO hacerlo… la implementación de la propuesta tiene la fuerza-energía y el apoyo de todo el grupo, esto permite derribar fácilmente los obstáculos que puedan aparecer en el intento de llevar a la praxis una idea consensuada. Asi pues podemos trabajar con los pies en la tierra encontrando nuestro ritmo y grado de compromiso con el Ideal implementable … balanceando y gesionando nuestra Libertad y nuestra Unidad en relación con nuestro grupo de afinidad en esta (r) Evolución inevitable. Tenemos una capacidad muy amplia de incidir en el medio… esto es poder y responsabilidad… No votamos cada cuatro años… cada pensamiento, palabra y acción que realizamos a cada segundo está construyendo nuestra realidad matizando los Campos Morfogenéticos de energía Evolutiva o Involutiva… cada vez que movemos el dinero votamos alimentando a la Involución o a la (r) Evolución por esto uno defiende la Banca Ética. Tod@s Junt@s podemos co-crear una transformación que se exteriorice en nuestros aspectos personales (egocéntricos), grupales (etnocéntricos) y universales (mundicentricos) 0o.
Esta entrada fue publicada en Vedanta. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a .o0 Kaivalya Upanishad 0o.

  1. inma dijo:

    PRECIOSO!!! HERMOSO muchisimas gracias!! vibro en sintonia con la musica de este foco de luz inmensa como para escribir un comentario kajajajja
    NAMASTE. HERMANO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s