.o0 Yoga de Patanjali – Sutras 23 a 26 – Iswara es el Maestro de los Maestros 0o.


patanjali

23. (El éxito es rápido para aquellos que son )devotos de Dios ( Iswara)

24. Iswhara es ese centro particular de Conciencia Divina , a quien la miseria, el Karma o los deseos no pueden afectar.

25. En Él reside la semilla de la omnisciencia

26. No estando sujeto al tiempo, es Maestro de los Maestros, desde los tiempos más remotos.

Acerca de tashivasudeva

.o0 En la red y fuera de ella nos podemos agrupar personas interesadas en implementar una (r) Evolución Interior ( Psicológica – Ética y Transpersonal_Transmental_Translingüística) unida a una (r)Evolución exterior (Política-Social-Económica-Artística y Educativa). Podemos trabajar en asamblea y en red desarrollando la conciencia grupal-etnocéntrica y actuar localmente teniendo en cuenta que la realidad se puede interpretar como holónica, fractal e interdependiente… así, lo que sucede localmente repercute globalmente. Podemos tener en cuenta que si somos librepensadoras y librepensadores vamos a tener puntos de discrepancia en nuestros posicionamientos… esto no debe asustarnos sino que es una oportunidad estimulante para desarrollar la empatía con el fin de permitirnos ensanchar y ampliar nuestro punto de vista sobre QUE hacer en la (r)Evolución Integral como primer punto… COMO hacerlo como segundo punto y pasar a la ACCIÓN como tercer punto. Cuando hay discrepancias es debido a que un@ defiende una TESIS y otr@ una ANTITESIS pero si somos lo suficientemente perspicaces y empátic@s, entre la TESIS (blanco) y la ANTITESIS (negro) podemos lograr una SÍNTESIS (gris) que integre las dos perspectivas aparentemente contrapuestas. También vamos a encontrar mucha Sinergia gracias a los puntos de Consenso-Unidad entre nosotr@s... Esto nos facilita muchísimo el trabajo en grupo. Cuando se da consenso sobre QUE hacer y COMO hacerlo… la implementación de la propuesta tiene la fuerza-energía y el apoyo de todo el grupo, esto permite derribar fácilmente los obstáculos que puedan aparecer en el intento de llevar a la praxis una idea consensuada. Asi pues podemos trabajar con los pies en la tierra encontrando nuestro ritmo y grado de compromiso con el Ideal implementable … balanceando y gesionando nuestra Libertad y nuestra Unidad en relación con nuestro grupo de afinidad en esta (r) Evolución inevitable. Tenemos una capacidad muy amplia de incidir en el medio… esto es poder y responsabilidad… No votamos cada cuatro años… cada pensamiento, palabra y acción que realizamos a cada segundo está construyendo nuestra realidad matizando los Campos Morfogenéticos de energía Evolutiva o Involutiva… cada vez que movemos el dinero votamos alimentando a la Involución o a la (r) Evolución por esto uno defiende la Banca Ética. Tod@s Junt@s podemos co-crear una transformación que se exteriorice en nuestros aspectos personales (egocéntricos), grupales (etnocéntricos) y universales (mundicentricos) 0o.
Esta entrada fue publicada en Espiritual, Yoga. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a .o0 Yoga de Patanjali – Sutras 23 a 26 – Iswara es el Maestro de los Maestros 0o.

  1. pensamientosimiente dijo:

    ¿En el Budismo esto no existe verdad?¿o si?, en el Theravada creo que no de coña, tal vez el Mahayana es más flexible pero siempre tan esquivo a la hora de hablar de la existencia de une Ser Cósmico.

  2. Podemos entender que hay multiples verdades en el Buddhismo incluso en el Theravada: Buddha ,Dharma y Sangha, en las que se toma refugio. Hay dos verdades del Nóble Óctuple Sendero que me resuenan mucho( del total de 8) la Atencion adecuada ( o recta atención) y la concentración adecuada ( recta concentración) … solo con la recta Atención da para muchisimo puesto que ahi se puede descubrir el estado natural esencial de los acontecimientos interdependientes. Posteo un fragmento sobre recta atención y recta concentración del siguiente blog ==>>> https://caminoaldespertarr.blogspot.com.es/2013/12/el-octuple-noble-sendero.html
    :

    ” 7. RECTA ATENCIÓN (samma sati):

    La Atención Correcta es la energía que nos hace regresar al momento presente. Cultivarla es cultivar el Buda que hay en nuestro interior.
    Nuestra atención puede ser la correcta, como cuando permanecemos en el momento presente, o inapropiada, como cuando estamos atentos a algo que nos impide vivir el aquí y el ahora.
    La Atención Correcta lo acepta todo sin juzgar ni reaccionar.
    La atención consiste en recordar regresar al momento presente.
    Mediante la atención se llega a la comprensión. Ver y comprender nace de nuestro interior.
    Cuando somos conscientes y sentimos profundamente el momento presente podemos observar y escuchar con profundidad, y los frutos son siempre la comprensión, la aceptación, el amor y el deseo de aliviar el sufrimiento y aportar alegría. La comprensión es la base del amor. Cuando comprendes a alguien no puedes evitar amarle.
    Cuando la persona vive concentrada, atenta, sabe que el cuerpo, los sentimientos, la mente y los pensamientos son impermanentes y están sometidos al cambio y a la decadencia.
    Nuestra acción debe estar basada en el conocimiento de que todo es cambio, y que incluso nosotros cambiamos a cada segundo. Por lo tanto, concentrémonos en el aquí y ahora.
    No pensemos en el pasado, que ya no es reparable ni replicable (si es el caso), ni en el futuro, que aún no existe. Concentrémonos en lo que hacemos, no en lo que hicimos o pensamos hacer.

    Los cuatro fundamentos de la atención:

    1. “Ser consciente del cuerpo en el cuerpo”.
    Al inspirar sé que vivo en mi cuerpo, al espirar le sonrío. Al practicar de este modo renovamos nuestro conocimiento del cuerpo y hacemos las paces con él. Debemos comenzar notando todas las posiciones y movimientos del cuerpo, permaneciendo totalmente en él, aunque lo estemos observando. Al sentarnos, levantarnos, andar o tendernos, sabemos que nos sentamos, levantamos, andamos o nos tendemos. A esta práctica se la denomina “reconocer simplemente.”
    Reconocer todas las partes del cuerpo, desde la coronilla hasta la planta de los pies. A través de nuestra atención sentimos la nariz, la boca, los brazos, el corazón, los pulmones, la sangre y todo lo demás. Podemos realizar práctica de escuchar nuestro cuerpo mientras meditamos sentados o mientras estamos tumbados, puede llevarnos alrededor de media hora.

    Percibir los elementos que componen al cuerpo: tierra, agua, fuego, aire.
    El elemento tierra se refiere a las cosas sólidas. Estamos compuestos por más de un 70% de agua, entonces reconocemos el elemento agua que hay dentro de nosotros mientras meditamos. El elemento fuego es el calor tanto interno como externo a nosotros. Para que la vida exista se necesita calor. El cuarto elemento de nuestro cuerpo es el aire. La mejor manera de experimentar el elemento aire es hacer la práctica de respirar conscientemente.

    2. “Ser consciente de las sensaciones en las sensaciones”.
    Las sensaciones pueden ser agradables, desagradables o neutras.
    Cuando tenemos una sensación agradable tendemos a aferrarnos a ella y cuando es desagradable a rechazarla. Pero en ambos casos lo más eficaz es regresar a la respiración y observar simplemente las sensaciones identificándolas en silencio.
    Todos tenemos emociones difíciles, pero si permitimos que nos dominen nos agotaremos. Las emociones se vuelven fuertes cuando no sabemos como tratarlas.
    Cuando nuestros sentimientos son más fuertes que nuestra atención, sufrimos. Pero si practicamos la respiración consciente un día tras otro, la consciencia se convertirá en un hábito. No esperes a empezar a practicar cuando te sientas abrumado por un sentimiento. Quizá sea demasiado tarde.

    3. “Ser concientes de la mente en la mente”.
    Ser conscientes de la mente es percibir las formaciones mentales. Cualquier cosa que se forma es una formación. Una flor es una formación. Nuestra ira es una formación mental.
    Algunas elevan el espíritu y nos ayudan a transformar el sufrimiento (formaciones mentales sanas y beneficiosas), y otras son pesadas y nos aprisionan en nuestro sufrimiento (formaciones mentales insanas o perjudiciales).
    Hay formaciones mentales que en algunas ocasiones son sanas y en otras insanas, como la somnolencia, el arrepentimiento, el pensamiento inicial y el pensamiento desarrollado.
    Cuando el cuerpo y la mente necesitan descansar, dormir es sano, pero dormir todo el tiempo puede ser insano. Cuando nuestros pensamientos nos ayudan a ver con claridad, son beneficiosos, pero si la mente está dispersa en todas direcciones, esa clase de pensamientos son perjudiciales.

    4. “Ser concientes de los fenómenos en los fenómenos” (los objetos de nuestra mente).
    Cada una de nuestras formaciones mentales debe tener un objeto. Si estás enojado, tienes que estarlo con algo o con alguien, y a esa persona o cosa la llamamos objeto de tu mente. Hay 51 formaciones mentales, por lo tanto hay 51 clases de objetos de la mente.

    8. RECTA CONCENTRACIÓN (samma samadhi):

    Consiste en cultivar una mente unidireccional.
    Cuando practicamos la concentración activa, damos la bienvenida a cualquier cosa que llegue. No pensamos ni añoramos nada más. Simplemente permanecemos en el momento presente con todo nuestro ser.
    Cuando practicamos la concentración selectiva elegimos un objeto en el que concentrarnos. Dejamos todo lo demás centrando nuestra atención en ese objeto.
    No utilizamos la concentración para huir de nuestro sufrimiento, sino para estar profundamente presentes. Cuanto más alto sea el grado de concentración mejor será la calidad de nuestra vida.
    Hagamos sólo una cosa en cada momento y hagámosla bien.
    Evitemos la multitarea porque es perniciosa y hacemos muchas cosas pero ninguna bien.
    Cuando comamos, dediquémonos a comer y no a hacer otras cosas en el mismo tiempo. Busquemos la calidad en todo lo que hagamos, y ésta se define como hacer las cosas bien la primera vez, sin que existan desperdicios ni retrocesos. Concentrémonos en el objeto de nuestro esfuerzo y el resultado será perfecto.

    La Recta Concentración es la disciplina que nos conduce a las cuatro etapas de dhyana, o absorción.
    En la primera etapa se abandonan los deseos y pensamientos apasionados e impuros, en la segunda, ya desaparecidas las actividades mentales, se desarrolla la tranquilidad y la “fijación unificadora de la mente”, en la tercera surge la ecuanimidad consciente y en la cuarta desaparecen todas las sensaciones, tanto de dicha como de desdicha, de alegría y de pesar, permaneciendo en un estado de ecuanimidad y lucidez mental.”

    Para mi esto son verdades… pero evidentemente el Buddhismo no acepta la idea de Iswara inserta en los Yogasutras de Patanjali , a pesar de esto como bien nos habla nuestro querido Ramiro Calle Budhha tuvo al menos un par de maestros de Yoga en la época cosa que le llevo a desarrollar quizas elementos como estos dos últimos ( Atención adecuada y Concentración adecuada).

    Me viene a la mente una frase usada por la linea Shivananda : ” Una onza de práctica vale más que toneladas de teoria” quizas un poco de teoria y mucha practica nos pueda llevar al reconocimiento de lo que es verdad quizas Satori o Samadhi son palabras que apuntan a algo que no hay manera de explicarlo en palabras … _()_ Un abrazo Pedro Olivié gracias por la pregunta. Al hacermela me haces crecer al rememorar i ampliar las ideas de atención y concentración.

    • pensamientosimiente dijo:

      Gracias!, interesantísimo lo que publicas,,este fragmento sobre la atención está genial, sigo sin saber si en el budismo creen en un Ser Cósmico.

      • pensamientosimiente dijo:

        Me consta que en el Zen a veces se parece al Tao y por lo tanto tienen una visión tipo no dual en la que sí hay un Orden Cósmico y un Todo Consciente, en el Budismo Tibetano tienen Dharmakaya, pero parece más un cuerpo que un Ser Cósmico, el budismo es extraño para mí, muy atractivo, muy sabio, lleno de enseñanzas pero a la vez muy esquivo y confuso en cuestiones esenciales pero a la vez muy concreto y práctico en otras.

      • Podemos entender Brahman o Dios como una simple palabra a la que apuntar para realizar es estado brahmanico o divino. quizas nos podemos centrar mas en Satori o Samadhi el estado en si mas que en intentar demostrar si existe o no Dios o Brahaman. para alcanzar Satori, Nirvana o Samadhi existen vias. usemos las que sintamos que mas nos resuenan en cada momento. Un Yogui de BCN me comento una vez que podemos usar tecnicas de diferentes tradiciones mas alla de la tradicion principal que tengamos o incluso sin estar en ninguna tradicion agrego yo.

      • Creo que no cree en un ser cosmico sino en la vacuidad adual que compenetra los aparentes agregados , cuerpo , sensaciones , mente etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s